14.12.12

Albert Camus. (UHU) Literatura Universal

El extranjero no es un diario. Tampoco es un relato porque no da detalles ni información.
Consta de tres partes (dos y el capítulo final) Las dos primeras, estilos marcados, distintas pero complementarias. Estilo formal. Ruptura entre las dos partes. Cotidiano y anónimo. Antes y después.
La primera, insustancial, anodina. La segunda más densa de sentimientos, sensibilidad del protagonista.
Escrito en 1ª persona
Albert Camus es un personaje espectacular.
Nacio en Argel,en 1913, de extracción muy humilde. No conoció a su padre. Le gusta reflejar el revés y el derecho como doble faceta del hombre.
Ama a su madre. Estudio y fue un gran deportista. Primeros diagnósticos de tuberculosis viendo truncado su proyecto de vida. Se trunca y toma conciencia de lo injusto de la vida.
Es rechazado como funcionario, como deportista etc, debido a su enfermedad.

Se ve solo ante el absurdo de la vida,a los 17 años.
Decide emprender otro camino, haciéndose periodista y posicionándose a favor de la independencia de Argelia.
Entra en la Resistencia francesa. Persona de múltiples facetas.
Escribe Les trois absurdes
El extranjero (novela)
El mito de Sísifo (ensayo)
Calígula (teatro)
Conoce a Jean Paul SARTRE y su filosofía del absurdo Existencialismo: el hombre debe vivir plenamente, olvidando el absurdo más allá.
La primera parte de El extranjero está lleno de nombres, lugares, etc
La segunda parte de El extranjero elude los nombres y pasan a ser cargos, instituciones, etc.
Perdida de la Libertad y cercanía de la Muerte.
El suicidio lo considera un fracaso, lejos de cuestiones morales o religiosas.
Publica L'homme revoltè, obra póstuma.
No se significó políticamente, aunque criticó a la URSS
Gana el Nobel de Literatura en 1957
Se realizó una lectura comentada de El extranjero y se pasó un espléndido reportaje sobre Albert Camus, de J.L. Trintignan, haciendo un recorrido de su biografía y el contexto de su vida y obra.
Una clase muy instructica de la profesora Dominique Bonnet.
FIN


3 comentarios:

  1. Desde siempre he oido por referencias El extranjero, de Albert Camus. Por descontado que jamás se me hubiera ocurrido leerlo. En mi etapa estudiantil no estaba yo dispuesto a perder el tiempo leyendo literatura francesa. Hubiera sido tan absurdo como la literatura de Camus.
    Pero hete aquí que por "mandato" de la profesora Dominique Bonnet, lo he leido para al menos, saber de qué va la asignatura que esta profesora nos está impartiendo.
    Se lee en un par de horas y he de reconocer que me ha gustado y ahora entiendo porqué está incluida esta obra en los clásicos de la literatura universal.
    Es un maestro describiendo en dos partes la vida anodina de un hombre al que todo parece darle igual y que vive encogiéndose de hombros, incluso mirando su vida desde una cierta distancia a la espera del final. Y este llega, el final, a través de un juicio al que se ve sometido y en el que la Justicia decide que se acabó. Y entonces, el hombre que todo le daba igual, se rebela y se da cuenta de cómo absurdamente se le conduce a su final. Y este final le llega alzando su voz.
    No me ha defraudado y estoy contento de haber "obedecido" a quien sabe...

    ResponderEliminar
  2. Hola, JoseAntonio. No he podido pasar antes. Vi que habías puesto una entrada sobre l'Étranger, de Camus y me interesaba mucho leerla. Yo lo leí cuando estaba en la Universidad y flipé. Me alegro de que te haya gustado. Es una maravilla cómo Camus crea un personaje sin sentimientos. Es como si fuera inmune a cualquier estímulo exterior. Nada le conmueve, nada le afecta. Actúa como hipnotizado por la vida, sin plantearse por qué o por qué no hace una cosa u otra. Es una existencia absurda, sin sentido. Quisiera hacerte una pequeña puntualización: Camus y Sartre son filósofos-escritores del movimiento llamado Existencialista, la literatura del absurdo estaría representada por Ionesco.

    (Perdona mi atrevimiento, pero es deformación profesional. He sido profesora de francés 30 años y estudié Filología Francesa. No he podido resistirme a darte ese dato. Espero que no te moleste)

    Es muy loable por tu parte interesarte por adquirir ahora la cultura a la que no pudiste llegar en su momento.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Marta, para nada me molesta tu corrección. Tienes razón, Sartre no forma parte del movimiento "absurdo". Ha sido cosa de mis notas rápidas en la clase. Y me alegro de que seas especialista de estos temas franceses.
    La verdad es que me ha gustado esta parte de lo que estoy aprendiendo. Nunca es tarde, y ahora, aparte de tener más capacidad de aprender, sé de sobra que la enseñanza es cosa de dos, diría que al cincuenta por ciento: alumno y profesor. Si alguno de ellos me hubiera preguntado a mediado de curso si lo estaba entendiendo, otro gallo tal vez me hubiera cantado. Pero es más fácil tirar para adelante.
    Gracias por tu amabilidad y por tu maestría, Marta.
    Un beso, amiga

    ResponderEliminar


Me encantan las visitas.
No lo dudes, amig@... y entra, las puertas están abiertas de par en par.
Comenta, critica, sugiere, aporta.
Enriquece mi bloc.
No aceptaré anónimos...

G R A C I A S