31.7.11

Triste y dolido

Se han eliminado mis últimos comentarios en un determinado blog.
A pesar de que en internet muchas veces las cosas no suelen ser como las imaginamos, creo que no se han quitado accidentalmente sino a conciencia por el/la amigo/a del blog en cuestión, pues sería mucha casualidad que solamente hubiera ocurrido con mis comentarios bienintencionados. 
En cualquier caso yo quiero ser mucho más elegante: los escasos comentarios -de mis amigos y de los que no lo son pero que me honran con su presencia en este humilde bloc- siempre permanecerán aquí como señal de respeto hacia ell@s, aunque el contacto no sea todo lo fluido que quisiéramos.

Dolido, sí... porqué ocultarlo

24.7.11

La India, de norte a sur. Collage. Dario Delvecchio, fotógrafo





























































129 fotos de hombres, mujeres y niños de la India. De norte a sur, Dario Delvecchio ha ido arrancado el alma del inmenso subcontinente. A base de sonrisas, el fotógrafo ha captado el alma de seres humanos. Sonrisas sinceras que Dario ha tomado prestadas para mostrar al resto del mundo esta colección de rostros. Maravillosos...

22.7.11

Italia

Conocimos Italia cuando apenas había españoles por esa hermosa nación


Los tejados del Duomo... inolvidable mañana
En nuestro segundo viaje. Al completo ya

Los Alpes italianos. Paso del Bernina

Saint Moritz. Suiza

Dario Delvecchio, anfitrión, que nos abrió su casa en los lagos lombardos

Marta y Sara sobre los impresionantes paisajes de Val Camonica (Bg)


Carmen en Piazza del Duomo. Milano


Italia en media hora. Minitalia
"

19.7.11

23 años... (4)

Cómo estaría el panorama en España para que un chaval de 23 años se alistara voluntariamente para ir a la guerra...

17.7.11

EL JARAMA (3)


                                               "EPISODIOS DE LA GUERRA"
Quisiera en el dia de hoy hacer vibrar a la retaguardia, con toda intensidad las emociones de la guerra.
Son estas de tal magnitud, comprenden tantas facetas, que bastará describir un episodio cualquiera; para que este, como potente faro, nos proyecte luz en las tinieblas de la retaguardia y podamos ver con claridad el heroico comportamiento de nuestros soldados.
?Que episodio relatar?. ?Un convoy?. ?Un ataque?. ?Una noche de parapeto?, no; quiero hablaros tan solo, con toda la naturalidad posible, del auxilio que una noche de marras prestamos con mi compañía a un Regimiento en el frente de Madrid.
Hacia unos dias que el enemigo en intento desesperado; trato inútilmente de romper el cerco por el "Pingarrón", nombre que pasará a la historia inmortalizado por el insigne Pemán en una de sus crónicas. Que valladar se interponía para que los "rojos" con su empuje y 

sus elementos, no pudieran conseguir el objetivo?. Ahí es nada; en él estaban custodiándolo como algo sagrado, porque era un pedazo de España, nuestros soldados que en un ataque desesperado y con el firme propósito de vencer, dando el pecho como lo hacen los valientes, se lo habían arrebatado a los marxistas.
Aquí desaparece la leyenda; ya no hay Tercio y Regulares incomparables, porque en este frente del Jarama, un Batallón de Infantería, recordando la misión que se le había confiado, supo cumplir con su deber; todos, oficiales y soldados, con el mismo entusiasmo, entregaron, unos, sus vidas, otros, su sangre y los más fueron la muralla en la que se estrellaron las brigadas internacionales.
El siguiente día amanece lluvioso y tristón; el aire es fuertísimo y a intervalos nos trae hasta nosotros el chasquido seco de algún disparo.
Toda la mañana se desliza tranquila, de una tranquilidad que asusta, que hace pensar en grandes acontecimientos. Asi es, son proximamente las 4 de la tarde y la artilleria comienza el cañoneo; sin duda preparan el ataque. La nuestra, poderoso y eficaz le contesta; se entabla un gran duelo entre ambas.

Ellos, en efecto, saltan de sus trincheras para avanzar sobre las nuestras. La Infantería valerosamente les sujeta con una infranqueable barrera de fuego. Poco dura esto, no pueden vencer la resistencia y se retiran cobardemente, dejando en el campo sus muertos. Una vez más, han fracasado en sus locos ataques, y una vez más, también, nuestro ejército se apuntó en su haber otra victoria.
Cesa el duelo artillero, descansan los fusiles, y el día se desliza hacia la noche....
Esta es de una oscuridad túpida cual manto negro que cubriese el espacio; los contornos se desdibujan en la más profunda de las tinieblas; llueve en infernal torrente y el aire azota la tierra sin piedad..... Estoy con la compañía al abrigo de las cuevas que con nuestro esfuerzo habiamos construido en los pliegues del terreno; comentamos unos con otros la crudeza del tiempo; no dormimos, nos parece preveer en la tempestad un cobarde ataque al que nos tienen tan acostumbrados, de la hez internacional a este trozo de tierra. No nos equivocamos, amparados en la oscuridad de la noche, cobardemente, sin dar la cara intentan por segunda

vez el ataque. ?cuando se van a dar cuenta esos malvados, que constantemente se tienen que enfrentar con un Ejercito..... un Ejercito de hombres de honor, con un solo mando y un solo sentir: la liberción de España.?
Once de la noche. Las trincheras se crispan en fogonazos, los proyectiles muerden el aire con rabia infinita. La artilleria para impedir los refuerzos, escupe metralla cual insaciable boca; a poco se empieza a sentir las terribles explosiones de las granadas de mano. Esto denota que el enemigo ha debido de llegar a las proximidades de nuestras avanzadas. El ataque está en todo su apogeo. Los unos atacan sin dar el pecho, los otros se defienden heroicamente.
Es necesario prestar ayuda al Regimiento x y nadie sino mi compañía que se encuentra en las proximidades, ha de reforzarles.
En este momento, entre el interminable silvido de las balas, las horribles explosiones de las granadas artilleras que despiden su metralla sobre nuestros refugios

se oyen voces entremezcladas, en arabe, en español.
Hay que salir inmediatamente, ha ordenado el Capitan. Todos nos movemos con una prontitud que entorpece, con precipitación hay que colocarse el correaje, el macuto..... nos lanzamos rastreando hacia fuera.
No se vé nada, absolutamente nada, la negrura del infierno no debe ser más tupida, la lluvia con intensa furia azota sin piedad nuestros cuerpos, la tierra está vicosa enfangada, el barro nos llega a las rodillas.
La formación de la compañía hay que hacerla en una carretera proxima, ¡hasta llegar allí....! los cuerpos vacilan a cada paso por el esfuerzo para moverse; otros caen en el barro cubriendolos de lodo, en el suelo sembrado de embudos de la artilleria no son sino pozos de agua enfangada. Los hombres en esta oscuridad, interrumpida por el potente resplandor de las explosiones, avanzan camino de las trincheras, no se respira, se jadea. Viejos moros tratan de traspasar la oscuridad con sus sagaces ojos para llegar cuanto antes; unos, los más agiles llegan a las inmediaciones de nuestros hermanos, y los mas calados hasta los huesos

llegaron también al parapeto, donde el ataque es enorme, desesperado.
No era necesaria nuestra ayuda. El bravo Regimiento, ahora, como siempre sabia por si solo defenderse; y en efecto, a poco de nuestra actuación se nota un descanso en el tiroteo, las explosiones se hacen más raras, la artilleria aplaca su vomito de metralla.
Un agil enlaces corre hasta llegar a nosotros; llega hacia el Capitan; trae ordenes para que se retire la Compañia.
Nuevamente la brigada internacional se estrelló en nuestra infranqueable barrera de hombres, hay que volver al refugio, igual que antes, sigue lloviendo, el aire es fuerte, aun no ha amanecido continua la guerra.....
                                                Francisco Bejarano Gil
                                                   EL JARAMA = Marzo de 1937 

15.7.11

Todo comenzó aquel Julio del 36 (1)


Papeles, viejas fotografías, recuerdos, vivencias, historias. Madrid, Ciudad Universitaria, mítico valle del Jarama, Tercios y trincheras... disparos, odio, campos yermos de batalla.  Todo, condensado en los papeles guardados durante decenios por un joven soldado, voluntario, idealista, coetáneo de miles de jóvenes como él en un empobrecido país quebrado en dos, y en el que no cabían medias tintas... Aquí están sus papeles de los que he sido depositario hasta hoy. Y no pienso pedir ni dar explicaciones. 
Era mi padre.








14.7.11

Historia de una foto: 35 cumpleaños de David ¡FELICIDADES!











POR FÍN: David, el homenajeado; Marta, recién cumplidos 26; un servidor; Roberto; Carmen; el bisabuelo, y Rocío
(aunque el cumpleaños es el 14 de julio, lo celebramos ayer, 13)


12.7.11

Cementerio inglés. HUELVA. Epílogo y punto final


















Cerrando la puerta, orgulloso y satisfecho de mi aportación
Con esta entrada -hay media docena más- doy por concluida la misión que me impuse en agosto de 2010 al proponerme realizar un censo de los ciudadanos británicos, algunos alemanes y algún griego que reposan en este recinto sagrado, hoy pasto del vandalismo, maleza, y el peor enemigo: el olvido. Hago un llamamiento a las instituciones, tanto públicas como privadas -Ayuntamiento de Huelva e Iglesia Anglicana- con el ruego de que lleguen a acuerdos para rescatar este camposanto para la ciudad de Huelva. Ciudadanos que reposan en tierra extranjera, y que merecen la "perfecta paz" que reza en alguna de las tumbas. Es señal de educación cívica el procurar dignidad para las decenas de difuntos que murieron en diversas circunstancias,  tales como accidentes de trabajo, accidentes trágicos, muertes naturales, y varios niños y bebés . Espero que este modesto trabajo --de los errores me hago absolutamente responsable-- sirva para dar un toque de atención sobre este recinto, patrimonio de Huelva. Agradezco la colaboración de determinado empleado del cementerio de La Soledad, y de Marta Bejarano, fotógrafa. Finalizo con un deseo:


 Paz, perfecta paz para todos los difuntos del cementerio inglés de Huelva, pero sobre todo, 
TIERRA DIGNA
  

11.7.11

Cementerio inglés. HUELVA. Continúa (2)

En cariñoso recuerdo de JULIA y JESSIE Morrison de 1 año y ocho meses, hijos de Jean y Emma Morrison
La Paz, la paz perfecta para Edgar Riskestts, 37 años, de su amada esposa Fanny Risketts
En cariñosa memoria de John Edmund HAWORTH, ingeniero de minas, hijo de Edmund y Ann, del 46 de Glebeterrace, Burnley, Inglaterra, murió siendo  "encargado?" de Mina Poderosa el 24 de septiembre de 1908


Este monolito fue erigido por la United Alkali Co. Ld. como señal del aprecio de sus servicios y saludos a su memoria
En memoria de Nicholas Gilbert, fallecido en Rio Tinto en marzo de 1891, a los 61 años. Erigido por miembros de la dirección de la Cía. Rio Tinto y algunos de sus amigos

En recuerdo de Alfred John Couch, esposo de Margaret Broadfoot 

"Te amaré cada día"
En cariñoso recuerdo del Reverendo James Lundie M.A. Ministro inglés en Huelva, nació en Auchterarder "La paz, la perfecta paz"
En cariñoso recuerdo de John, pequeño hijo de Thomas y Mary M. Gibson en 1876, con 1 año
Marinero?, de 20 años, del carguero inglés SS Baron Cathcartt, fallecido en 1922

Se ruega tu oración por el alma de William John Mc Guinnes, esposo de Alice Mc Guinnes, que se ahogó en este puerto de Huelva



AVERN, GEOFFREY LENNOX,
sargento 402482 Royal Australian Air Force fallecido el 19/04/1942 tumba 112


CROSSAN, PHILIP BERNARD,
Sargento(W.Op./Obs.) 998371 Royal Air Force Voluntario en la Reserva fallecido 19/04/1942  Tumba 113
 
desaparecieron pilotando un Beaufighter 1 T4936 de RAF Trebeluze (s. Mawgan Cornualles) a Gibraltar (versión de RAF Commands)
Según otras teorías, realizaban un vuelo de reconocimiento sobre las costas de Huelva... en plena Guerra Mundial.
Epitafio sobre la lápida de Philip:
Por el honor, la libertad y la verdad, sacrificó su gloriosa juventud
Fritz Schike, nació en Flensburg