25.12.12

Se está haciendo tarde


El viento de levante trae grandes nubarrones. 
Por poniente el sol, vencido entre ellos, se rinde a punto de ocultarse. 
Ha sido un día furibundo entre el sol y las nubes algodonosas. El astro rey las ha sorteado, se ha dejado cubrir por ellas, 
ha aparecido unas veces radiante,
 casi veraniego, y otras perezoso e invernal. 
En sus últimos minutos, antes de desaparecer, 
proyecta sombras alargadas 
como pretendiendo indeleble dejar su rastro al cabo del día. 
Es el solsticio de invierno y hora de desaparecer. 
Pero surgirá, al otro lado, como ha ocurrido 
desde hace millones de años. 
El horizonte es demasiado tentador y no puede resistirse a recostarse. 
Cansado de recorrer la bóveda del cielo. 
Tras de sí deja un halo luminoso. 
El viento ha amainado y deja paso 
a un vientecillo apacible. 
Se hace tarde. 
No va más...

5 comentarios:

  1. Bellisimas imágenes y hermoso describir es el tuyo, sobre las mismas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. JoseAntonio, haes unas fotos preciosas, los paisajes se lo merecían. La prosa poética que has dejado después, aumenta la belleza de esas imágenes.
    (Solo un pequeño detalle, hacia el final hay dos frases que empiezan con "pero", yo intentaría sustituir uno de los dos.)
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. Las imágenes preciosas, y el escrito acertado.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Instantáneas muy buenas.

    El ocaso del día es propicio para utilizar la cámara y fijar un instante para disfrute del limitado ojo humano.

    La familia Bejarano tiene en la sangre un don especial para la fotografía ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Instantáneas muy buenas.

    El ocaso del día es propio para utilizar la cámara y fijar un instante irrepetible cuyo matices se escapan al limitado ojo humano.

    Enhorabuena ¡¡¡

    ResponderEliminar


Me encantan las visitas.
No lo dudes, amig@... y entra, las puertas están abiertas de par en par.
Comenta, critica, sugiere, aporta.
Enriquece mi bloc.
No aceptaré anónimos...

G R A C I A S