24.4.15

Lo último de mis giros

Luz cegadora que hace resaltar los colores. Sobre todo los blancos y los azules
Recuerdos de las cascadas que se 
precipitan sobre los fiordos... 
pero 
no es Noruega, no, no
Es la cloaca de una fábrica...
Aves que sobrevuelan Saltés y su
esplendor después de mil años...


Mi sueño, hecho realidad: maquinista de tren. Pero no de AVE o Talgo, no. Que en esos trenes parece que andan solos. Yo siempre he querido ser maquinista de una de estas máquinas. De pala y carbón.
Nota: tren de verdad, nada de parque temático. Aún huele a carbón y grasa consistente
La Rábida: una nao y dos carabelas. Colón parte con rapidez. La Inquisición anda husmeando sangre judaica...
Sinfonía del Nuevo Mundo.
Desde aquí se inició la Aventura.
Al fondo, la ciudad (Huelva)
entrada dedicada a 
http://marsolana.blogspot.com.es/

3 comentarios:

  1. Cuentan que para una visita del " TITO PACO" a la Rabida. Habían borrado del monumento del ángel, el nombre de su hermano, por aquello de que era algo rojillo. El generalísimo, reclamo su restitución de nuevo, alegando que los héroes merecen honores. Esto lo escuche de alguien que presencio la escena.

    buen recorrido fotografico.

    ResponderEliminar
  2. Buena anécdota, Pedro.
    La verdad es que La Rábida está muy bien, está muy cerca de Huelva para poder acudir en bicicleta. Lo malo es pasar el puente. No es fácil.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. En estas locomotoras es más fácil entender el funcionamiento de su mecanismo. Las nuevas, más sofisticadas, funcionan básicamente igual, es decir transforman energía química exotérmica, en energía mecánica, pero no tienen sus mecanismos tan "a la vista". Buenas fotos, y quita el freno antes de tirar de la locomotora, hombre, que con el freno puesto no anda. XD.

    ResponderEliminar


Me encantan las visitas.
No lo dudes, amig@... y entra, las puertas están abiertas de par en par.
Comenta, critica, sugiere, aporta.
Enriquece mi bloc.
No aceptaré anónimos...

G R A C I A S