11.5.12

Un año al sol o De casi todo, cuarenta años (3)

Hoy justo hace un año, 11/5/11, dejé de trabajar. 
Me jubilé parcialmente al cumplir los requisitos legales (60 años, 39 de cotización, contrato a un relevista en situación de desempleo, etc.) y puedo decir que este año ha sido un periodo muy importante de mi vida, que ha servido para desengancharme definitivamente de un trabajo que he desempeñado sin parar (nunca mejor dicho) desde el 5 de agosto de 1972 como analista de laboratorio, manipulando productos químicos muy  peligrosos y corriendo riesgos que por fortuna (aparte de algún leve susto) he podido evitar gracias a las Normas de Seguridad.
Comencé justo hace cuarenta años, en FERTIBERIA (Fertilizantes de Iberia) -gracias, primo Pepe- donde una serie de trabajadores de me enseñaron los primeros rudimentos de la profesión de analista de laboratorio de fertilizantes NPK y MAP. Para todos ellos, con los que conviví un solo año, mi agradecimiento. Avelino, Moslares, Ruiz, Naharro, Pedro, Rafael M. Morgado, Barroso y alguno más que en este momento no recuerdo (pero no desespero de recordarlos a todos y reseñar sus nombres). Ellos me enseñaron a ser el analista de laboratorio que fui.

Luego ingresé en Aragonesas (posteriormente absorbida por Ercros) donde me encontré frente a tremendos productos que manejé sin miedo pero con precaución: Cloro, sosa, cloroformo, metileno, tetracloruro, herbicidas y pesticidas de diversas índoles, cianuro sódico y ácido cianhídrico, acetona cianhidrina, dicloroetano, mercurio a toneladas, etc. productos todos ellos útiles para la sociedad, pero difíciles de manipular.
En fin, y trabajando durante muchos años a turnos: nochebuenas y nocheviejas, cumpleaños de los niños, fiestas, domingos, trabajando noche y día. Luchando contra el sueño y el cansancio de las horas. Gracias, Mary Carmen por tu apoyo.Y pendiente las ocho horas de mi cometido...
Y de absentismo, excepto un mes que estuve de baja por una operación de apendicitis hace un montón de años, y las consabidas gripes, pues qué decir, han sido cero los días que he faltado al trabajo injustificadamente. Y lo que es más importante y de lo que más orgulloso me siento: me hice acreedor del más preciado bien de un profesional de mi especialidad: la CREDIBILIDAD. Aunque tengo una pequeña espina, molesta pero no dolorosa: creo que acumulé una gran cantidad de experiencia, junto a mis estudios para reciclarme y homologar mi título, que no sirvió para nada. La empresa (a través de sus segundos de bajo nivel) me marginó "ignorando" mi capacidad. No voy a decir que ellos se lo perdieron pero no guardo agradecimiento porque nada tengo que agradecer, aparte de algún que otro compañero, quizá a J. V. Otal que fue quien me entrevistó y me animó a entrar, en la lejana tarde del 1 de junio de 1973.
En todo caso, pasó una etapa de mi vida, y estoy ante otra nueva... 

8 comentarios:

  1. Pues me alegro por esta tu nueva etapa, que se que llevaras con todo dinamismo, por que cuando te veo en bici, estas echo un chaval.

    Lastima que mi paso por Aragonesa, fuese tan fugaz que solo duro 30 días. Por que a mi también me gustaría jubilarme a las 60. Pero no, según los políticos, debo estar hasta las 67 y sabe lo que les digo. ¡ Un mojón para ellos!.

    Ademas por ser autónomo, venda o no venda, tengo que pagar mensualmente la cuota. Para que me quede al final una miseria.

    ResponderEliminar
  2. De esa parte de tu vida que ya ha pasado quedate con los recuerdos más agradables (si es que tienes alguno), de lo contrario lo mejor es pasar página y vivir el momento actual que estoy segura que es el bueno, has recuperado parte de ti mismo y poco a poco podras ser la persona que te hubiese gustado ser sin la presión del trabajo y la responsabilidad que estoy segura tu la teniar a grandes dosis.
    Se feliz y no mires atrás en cuanto se refiere al trabajo, que tu ya has cumplido tu misión en ese campo.(si no supieron valorarte peor para ellos)
    Un beso muy grande y feliz aniversario!!!

    ResponderEliminar
  3. Pedro
    o sea que me ves en bicicleta y no me dices nada. Imperdonable.
    Ya sé que eres autónomo, y la verdad es que no entiendo vuestra problemática. Sé que tenéis mucho mérito pero te puedo decir que yo han sido cuarenta largos años, muy largos aguantando mucho, mucho...

    ResponderEliminar
  4. Mayte
    tampoco quiero hacer un drama de que no se me haya valorado suficientemente, es posible que eso sea una constante de todo aquel que ha pasado cuarenta años en la misma empresa. De todos modos, conozco a gente que valía en su trabajo mucho más que su propio jefe. Verídico como la vida misma.
    Te haré caso y miraré para adelante aunque tenga una memoria de la que una veces me siento orgulloso y otras la odio. Porqué será...
    Un beso para ti con mi agradecimiento

    ResponderEliminar
  5. Es una pena que nadie sepa valorar la profesionalidad de la gente, que al igual que tú, se entrega a su que hacer diario dando lo mejor de sí.

    Pero así es la vida, a veces muy desagradecida.

    En cualquier caso, tu etapa laboral forma parte de tu historia pasada. Ahora te toca escribir un futuro aún mejor. Sólo hay que verte con tu bicicleta, tus escritos, y tus nietos.

    A disfrutar esta estapa. Te lo mereces.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Beni
    gracias por tu ánimo. Ya digo, ninguna tragedia mi etapa laboral. No he parado ni un solo mes, y cada uno de ellos recibí el salario pactado.
    A partir de ahora, a vivir de otra manera, y procurando echar una mano a quien me necesite y yo tenga fuerzas.
    Gracias de nuevo por tu amistad

    ResponderEliminar
  7. Amigo mio.

    Cuando te veo en tu bici, normalmente yo conduzco un furgón de caja larga y alta, no es plan de parar un bicho tan grande como manejo, en cualquier arcén .

    La próxima, toco el claxon, aunque me multen .
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Pedro



    Ya pondré yo atención a alguna furgoneta que lleve alguna señal de instrumental sonoro.



    Un abrazo

    ResponderEliminar


Me encantan las visitas.
No lo dudes, amig@... y entra, las puertas están abiertas de par en par.
Comenta, critica, sugiere, aporta.
Enriquece mi bloc.
No aceptaré anónimos...

G R A C I A S