23.2.13

Cosas de Huelva: Cabezo de la Almagra

PD: con enorme alegría, hago constar que estas fotos no corresponden a la realidad actual (23 febrero 2013) dado que el Centro de Interpretación (dependiente de la Universidad de Huelva) está abierto y muy bien atendido, así como libre de maleza su entorno.
Dejo el documento gráfico como simple constatación de cómo estaba hace un par de años. No tengo inconveniente en eliminar el reportaje.

El cabezo de la Almagra es un paraje, situado en el ensanche de Huelva, lindando con el ultramoderno campus universitario de El Carmen. Paso a menudo por allí, y a pesar de que lleva dos o tres años terminado el Centro de interpretación (una moderna construcción de nuevos paneles de hierro oxidado, sin ventanales) aún no he conseguido verlo abierto. Es más, yo diría que no está inaugurado, no sé si por falta de contenidos o por falta de medios. El caso es que este paraje es una joya arqueológica que consiste (no me las quiero dar de experto) en un conjunto islámico de los siglos X al XIII conformado por distintas estancias y recintos... y que no es ni más ni menos que una almazara o molino de aceite. De vez en cuando me doy una vueltecita, a escasos quinientos metros de mi casa, para observar y escuchar, sí, escuchar en medio del tráfico urbano actual, el sonido del molino donde (permitidme que me traslade al año 1152 o, con más propiedad, al 546 de la Hégira...) se prensa la aceituna de los olivares cercanos, mientras los trabajadores se afanan por alimentar las planchas redondas de esparto y el olor acre a alpechín se extiende por el entorno de huertas y caseríos. Incluso oigo el trote cansino de las mulas acarreando cuesta arriba la aceituna o el carro con los odres del aceite bajando la empinada cuesta camino de la vieja ciudad de Welba, en lontananza de los esteros. Y Jusuf el aceitero, que cuenta con el trabajo de media docena de hombres, aparta el diezmo de aceite que ha de acarrear al emir de Abd al-Aziz al-Bakri, señor de las tierras bajas y de las marismas del Odiel.
Y escucho un lejano No hay otro dios que Allah siendo la caída del sol por los esteros, y el molino se ralentiza para dar gracias a Dios por el día que se va, y los obreros de la almazara humillan su frente dando la espalda al sol que germina los frutos de la vida. No hay más dios que Alá, y Mahoma es su profeta canta a lo lejos el Muhecín del Cabezo de la Joya.
Y la al-ma-saara detiene durante la noche su continuo triturar de olivas cosechadas en las tierras de Niebla.
Todo esto escucho, siento, presiento, me bulle en mi imaginación durante mis paseos solitarios por el conjunto que mantiene vivo el alma de sus antiguos moradores y sé que palpita bajo sus tierras y sus túmulos y sillares, y sus pilares derruidos, y más historias... nacimientos, trabajo, vida y amores secretos, y muerte y enterramientos en aquellos lejanos y gloriosos años de un al-Andalus que nos dejó un bello, rico y enorme legado cultural. Entre ellos un cerrado asentamiento que para sí quisieran otros paises más ricos en dineros pero pobres y escasos en muestras de sus pasados.
Ojalá algún día el Centro de Interpretación que permanece cerrado, pueda abrirse y mostrar al público el magnífico legado que nos dejaron quienes nos precedieron en lejanos siglos pasados.
Cabezo y asentamiento islámico de La Almagra. HUELVA, He ahí el nombre y el lugar testigo de la laboriosidad de un pueblo. Merecen nuestra honra y yo lo manifiesto, así y ahora siendo el  mes de octubre del 2011 de nuestra Era, o el 1432 de su Hégira... 



Centro de Interpretación cerrado a cal y canto
Maleza y Don Quijote
Luego habrá un fuego y adivina...

No está en el Quinto Pino, sino en pleno ensanche urbano
Pintadas, condones, maleza...
Pilares y tabiques con muchos siglos
Después de todo, no es feo... es cosa de arquitectos 
Yo, cámara en ristre
Maleza y malcuidado
Más maleza
Sin comentarios

Escaleras a punto de ser devoradas por las malas hierbas



No es un bunker, no
La entrada. A la nada...

PD: no sé, ni me interesa, conocer cuál organismo o institución entiende y asume el hecho que relato. Mi llamamiento es humilde y constructivo.
No sé qué pinta Don Quijote y Sancho Panza en el tejado del Centro, pero bueno... ah! y las fotos tan malas son mías, de mi movil.


12 comentarios:

  1. Me alegro de haber tomado la delantera a la prensa
    http://www.huelvainformacion.es/article/huelva/1078525/ayuntamiento/retoma/los/proyectos/arqueologicos.html

    esta noticia es de hoy 2 octubre y mi entrada-denuncia, del 30 de septiembre

    ResponderEliminar
  2. Me acabo de quedar helada...Eso es un museo??? Siempre que paso por allí me pregunto que ese armazón de hierro oxidado. Y he pensado, que mal gusto tiene el alcalde de poner un monumento tan raro en ese cabezo.

    La gente no sabe apreciar lo que tenemos ni lo que tuvimos o tendremos en un futuro.

    La historia, nuestra historia, debe ser siempre una ventana abierta por donde mirar y aprender.

    ResponderEliminar
  3. Beni
    "eso" es un presunto Centro de Interpretación, que creo correrá por cuenta de la Universidad de Huelva.
    Te imaginas si cerca de los campus de Oxford, Cambridge o la Sorbona, o si me apuras, de la Complutense, aparecieran restos así?
    Pues eso...

    ResponderEliminar
  4. Pues ya podían haber dejado aquí los moriscos, una Alhambra como la de Granada. Que nos aportase mucho turismo y riqueza.
    El diseñador del cubo metálico, merece un premio y una patada hay.

    saludos

    ResponderEliminar
  5. Pedro
    no nos dejaron una Alhambra, y casi mejor, pues seguramente la tendrían abandonaíta.
    Fíjate en La Rábida, a cachos; Colón, se cae; el Muelle de Rio Tinto, territorio guarreado; tú mismo lo has visto en Alemania...
    No es La Alhambra, es un trozo de la historia de Huelva. Y el cubo oxidao, para bien o para mal, ahí está abandonao.
    Qué pena, y qué alegría de no tener la Alhambra...

    ResponderEliminar
  6. Estupendo reportaje fotográfico donde es la imagen la protagonista a lo quijote y sancho. De hecho creo que el estado de conservación más que cervantino yo diria que es quevediano.
    Un saludo José Antonio.

    ResponderEliminar
  7. Gines Vera
    gracias por tu opinión, simplemente traté de plasmar el estado de abandono de una verdadera joya. Lo de D. Quijote y Sancho ha sido una nota al margen que temo haya desviado la atención de mi llamamiento.
    Un saludo, amigo

    ResponderEliminar
  8. Hola! José tú llamamiento es muy claro y conciso no hay mas que ver el amplio reportaje de fotos (aunque sean de tú móvil) que has realizado de ese horror que los humanos hacemos con lo que creemos que no es nuestro, tanto por el esfurzo de la obra, como que sale de los impuestos que luego no se aprovechan, con un buen fin.
    Abandono....desidia...., bueno en conclusión una verdadera pena, haber si con un poco de suerte cambia todo y dentro de un tiempo nos comunicas que está en funcionamiento y las fotos de tú móvil "qué son buenas...." nos dan una alegría.
    Hasta pronto!

    ResponderEliminar
  9. Anónimo
    en el primer comentario ya dejé escrito que el Ayto. y la Universidad iban a acometer la apertura del Centro de interpretación. Ojalá así sea.
    Y no me cortaré a la hora de verlo y comentarlo aquí mismo.
    Gracias, anónim@

    ResponderEliminar
  10. La de veces que me he hecho yo fotos ahi para mi blog..., lo he visto siempre tan abandonaito que me dio hasta verguenza de hablar de esa parte de la historia de nuestra Huelva..., en fin. Yo pienso como Pedro, nos podrian haber dejao algo mas.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Mary Mar
    de acuerdo, nos podían haber dejado La Alhambra, pero nos dejaron una humilde almadraba, y es lo que tenemos. Y debemos exigir que se cuide pues además estarás de acuerdo conmigo que es un lugar precioso. Si se acometen los cuidados necesarios. Mientra pueda, porque me da pena Huelva, lo seguiré denunciando, al igual que el cementerio inglés.
    Un besito, amiga

    ResponderEliminar
  12. He de decir, con alegría, que el Centro de Interpretación Arqueológica Huelva Ciudad Milenaria Cabezo de la Almagra, que critiqué con esta entrada, acabo de visitarlo. Lleva abierto unos meses y al fin he conseguido acceder.
    Lo atiende una experta arqueóloga, Jessica O'Kelly, que con toda amabilidad, y simpatía, me ha ofrecido una lección, en exclusiva, sobre la Huelva antigua, ofreciéndome toda clase de explicaciones de manera clara,sencilla y asequible. Luego me ha paseado por el exterior y me ha enseñado los restos arqueológicos que yo, a menudo visito, aunque como con una experta guía, nada. Enhorabuena a la Universidad de Huelva por asumir y abrir al público este centro de interpretación, atendido por un personal altamente cualificado para hacer llegar los conocimientos sobre nuestras más antiguas raíces.

    ResponderEliminar


Me encantan las visitas.
No lo dudes, amig@... y entra, las puertas están abiertas de par en par.
Comenta, critica, sugiere, aporta.
Enriquece mi bloc.
No aceptaré anónimos...

G R A C I A S