17.7.11

EL JARAMA (3)


                                               "EPISODIOS DE LA GUERRA"
Quisiera en el dia de hoy hacer vibrar a la retaguardia, con toda intensidad las emociones de la guerra.
Son estas de tal magnitud, comprenden tantas facetas, que bastará describir un episodio cualquiera; para que este, como potente faro, nos proyecte luz en las tinieblas de la retaguardia y podamos ver con claridad el heroico comportamiento de nuestros soldados.
?Que episodio relatar?. ?Un convoy?. ?Un ataque?. ?Una noche de parapeto?, no; quiero hablaros tan solo, con toda la naturalidad posible, del auxilio que una noche de marras prestamos con mi compañía a un Regimiento en el frente de Madrid.
Hacia unos dias que el enemigo en intento desesperado; trato inútilmente de romper el cerco por el "Pingarrón", nombre que pasará a la historia inmortalizado por el insigne Pemán en una de sus crónicas. Que valladar se interponía para que los "rojos" con su empuje y 

sus elementos, no pudieran conseguir el objetivo?. Ahí es nada; en él estaban custodiándolo como algo sagrado, porque era un pedazo de España, nuestros soldados que en un ataque desesperado y con el firme propósito de vencer, dando el pecho como lo hacen los valientes, se lo habían arrebatado a los marxistas.
Aquí desaparece la leyenda; ya no hay Tercio y Regulares incomparables, porque en este frente del Jarama, un Batallón de Infantería, recordando la misión que se le había confiado, supo cumplir con su deber; todos, oficiales y soldados, con el mismo entusiasmo, entregaron, unos, sus vidas, otros, su sangre y los más fueron la muralla en la que se estrellaron las brigadas internacionales.
El siguiente día amanece lluvioso y tristón; el aire es fuertísimo y a intervalos nos trae hasta nosotros el chasquido seco de algún disparo.
Toda la mañana se desliza tranquila, de una tranquilidad que asusta, que hace pensar en grandes acontecimientos. Asi es, son proximamente las 4 de la tarde y la artilleria comienza el cañoneo; sin duda preparan el ataque. La nuestra, poderoso y eficaz le contesta; se entabla un gran duelo entre ambas.

Ellos, en efecto, saltan de sus trincheras para avanzar sobre las nuestras. La Infantería valerosamente les sujeta con una infranqueable barrera de fuego. Poco dura esto, no pueden vencer la resistencia y se retiran cobardemente, dejando en el campo sus muertos. Una vez más, han fracasado en sus locos ataques, y una vez más, también, nuestro ejército se apuntó en su haber otra victoria.
Cesa el duelo artillero, descansan los fusiles, y el día se desliza hacia la noche....
Esta es de una oscuridad túpida cual manto negro que cubriese el espacio; los contornos se desdibujan en la más profunda de las tinieblas; llueve en infernal torrente y el aire azota la tierra sin piedad..... Estoy con la compañía al abrigo de las cuevas que con nuestro esfuerzo habiamos construido en los pliegues del terreno; comentamos unos con otros la crudeza del tiempo; no dormimos, nos parece preveer en la tempestad un cobarde ataque al que nos tienen tan acostumbrados, de la hez internacional a este trozo de tierra. No nos equivocamos, amparados en la oscuridad de la noche, cobardemente, sin dar la cara intentan por segunda

vez el ataque. ?cuando se van a dar cuenta esos malvados, que constantemente se tienen que enfrentar con un Ejercito..... un Ejercito de hombres de honor, con un solo mando y un solo sentir: la liberción de España.?
Once de la noche. Las trincheras se crispan en fogonazos, los proyectiles muerden el aire con rabia infinita. La artilleria para impedir los refuerzos, escupe metralla cual insaciable boca; a poco se empieza a sentir las terribles explosiones de las granadas de mano. Esto denota que el enemigo ha debido de llegar a las proximidades de nuestras avanzadas. El ataque está en todo su apogeo. Los unos atacan sin dar el pecho, los otros se defienden heroicamente.
Es necesario prestar ayuda al Regimiento x y nadie sino mi compañía que se encuentra en las proximidades, ha de reforzarles.
En este momento, entre el interminable silvido de las balas, las horribles explosiones de las granadas artilleras que despiden su metralla sobre nuestros refugios

se oyen voces entremezcladas, en arabe, en español.
Hay que salir inmediatamente, ha ordenado el Capitan. Todos nos movemos con una prontitud que entorpece, con precipitación hay que colocarse el correaje, el macuto..... nos lanzamos rastreando hacia fuera.
No se vé nada, absolutamente nada, la negrura del infierno no debe ser más tupida, la lluvia con intensa furia azota sin piedad nuestros cuerpos, la tierra está vicosa enfangada, el barro nos llega a las rodillas.
La formación de la compañía hay que hacerla en una carretera proxima, ¡hasta llegar allí....! los cuerpos vacilan a cada paso por el esfuerzo para moverse; otros caen en el barro cubriendolos de lodo, en el suelo sembrado de embudos de la artilleria no son sino pozos de agua enfangada. Los hombres en esta oscuridad, interrumpida por el potente resplandor de las explosiones, avanzan camino de las trincheras, no se respira, se jadea. Viejos moros tratan de traspasar la oscuridad con sus sagaces ojos para llegar cuanto antes; unos, los más agiles llegan a las inmediaciones de nuestros hermanos, y los mas calados hasta los huesos

llegaron también al parapeto, donde el ataque es enorme, desesperado.
No era necesaria nuestra ayuda. El bravo Regimiento, ahora, como siempre sabia por si solo defenderse; y en efecto, a poco de nuestra actuación se nota un descanso en el tiroteo, las explosiones se hacen más raras, la artilleria aplaca su vomito de metralla.
Un agil enlaces corre hasta llegar a nosotros; llega hacia el Capitan; trae ordenes para que se retire la Compañia.
Nuevamente la brigada internacional se estrelló en nuestra infranqueable barrera de hombres, hay que volver al refugio, igual que antes, sigue lloviendo, el aire es fuerte, aun no ha amanecido continua la guerra.....
                                                Francisco Bejarano Gil
                                                   EL JARAMA = Marzo de 1937 

3 comentarios:

  1. Que interesante!! Es un documento con mucho valor... En cuanto me lo lea completo, te cuento,
    Rocío

    ResponderEliminar


Me encantan las visitas.
No lo dudes, amig@... y entra, las puertas están abiertas de par en par.
Comenta, critica, sugiere, aporta.
Enriquece mi bloc.
No aceptaré anónimos...

G R A C I A S