6.2.11

Madre, Rusia. San Petersburgo

Ermitage, palabras mayores en museos. Trono de Pedro I el Grande y de Nicolas II, Zar de todas las Rusias.
Puerto. Un submarino ruso. Me metí en un lio... Espías, armada soviética, crisis de los missiles... en fin...
Plaza del Pueblo. Por aquí marchaba el pueblo ruso buscando la protección del zar. A tiros se le contestó. Corría 1915
Teatro Tovstonogov. Lago de los cisnes. Odette y Sigfrido mueren de amor...
El crucero “Aurora”: Según los anales, a las 9,40 h. del 25 de octubre de 1917, un disparo de uno de sus cañones fue la señal para el asalto al Palacio de Invierno y el comienzo de la revolución
Llama eterna en memoria de los caidos en la "Gran Guerra Patria" (2ª Guerra Mundial)
25 de octubre de 1917: el "Aurora" disparaba contra el palacio de Invierno, sede del gobierno provisional, los revolucionarios asaltaban el palacio y establecían en Rusia el poder soviético. Lenin anulaba la capitalidad de San Petersburgo y comenzaba la era de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.
Tomando champan en el entreacto de El Lago de los Cisnes. Jugando a ser Zar y Zarina :-)
Iglesia del Salvador de la Sangre derramada. Muy ruso, con cúpulas doradas. Muy de Doctor Zhivago y de estepas nevadas en El correo del Zar. Noches nevadas de Moscú   y balalaika
Rio Neva. En invierno, una pista de patinaje. Impresionante San Petersburgo  

10 comentarios:

  1. Te iba a preguntar en tono sorprendido que si también has estado en Rusia, pero lo he pensado mejor y voy a cambiar mi pregunta:

    ¿Dónde no has estado?

    jajajajaja.

    ¡Qué maravilla haber viajado tanto!
    Esto enriquece la mente, la cultura y el ánimo.
    Me aLegro mucho por ti y, desde luego, te agradezco estos recorridos virtuales que compartes con nosotros, que me encantan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta Jose...Tus fotos siempre nos recuerdan un trocito de historia.
    Que paseis un buen día en el campo:)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Nos decía nuestra guía en San Petesburgo.
    Que en este teatro se quedaba lo mejorcito de las academias y el resto lo mandaban a Moscu.

    Pues no me veas como seria lo de Moscu, por que la interpretación que yo vi, era -pa llorar. Lo único bueno fueron los bombones que me comí en el palco y eso por que los lleve yo.

    Chiquillo que desafines en la orquesta, hasta tras pies en los bailarines.

    Pero y el chuleo que nos hemos pegado, diciendo que hemos visto un balet en Rusia. Hay es na.

    te noto que miras al submarino con recelo. ¿ por que sera ?.

    ResponderEliminar
  4. Adelaida:
    me quedan tres lugares míticos por conocer
    1) Constantinopla -para conocer la casa que habitaron mis ancestros en 1492- y la Capadocia
    2) La India y sus templos, y presenciar una cremación en las sagradas corrientes del Ganges y del Yamuna, donde el cuerpo toma contacto con las divinidades para la reencarnación.
    3) La Tierra de la leche y de la miel, donde depositar mis peticiones en los resquicios de sus piedras. Templo de Salomón. Jerusalem, el año que viene...
    O sea, me queda por ver todo,o casi.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Laura
    cuando voy de viaje pongo las antenas, abro los ojos y los oidos. Pero sobre todo la mente.
    Y queda perenne en mi memoria para recordar que el mundo es muy grande, y que cada pueblo tiene su historia.
    Vamos, que amortizo bien lo que me cuesta.
    Un beso, Laura

    ResponderEliminar
  6. Pedro
    El teatro Tovstonogov no me dio la impresión de ser un teatro de principiantes sino uno de los importantes entre los cuarenta que tiene la segunda ciudad de Rusia. Y estaba abarrotado por ciudadanos de San Petersburgo, grandes aficionados al ballet, no solo por turistas como nosotros.
    En cualquier caso nos pareció un espectáculo magnífico que nos emocionó, así como al público que ofreció casi cinco minutos de aplausos al final.
    Y la orquesta... pues me pareció muy buena porque todos conocemos más o menos El lago de los cisnes.
    No nos fuimos con la sensación de estafados, no.
    En cuanto a lo del submarino... aún me despierto alguna noche que otra acojonadillo por la que pude liar...

    ResponderEliminar
  7. Ya me acuerdo de estas fotos, qué viaje más emocionante... sobre todo "El lago de los cisnes" debió ser una experiencia maravillosa...

    Tu memoria es un espléndido tapiz de colores, sabores, músicas y vivencias del alma... ¡qué envidia! (sana, jeje:))

    Un besote, guapo.

    ResponderEliminar
  8. Mar
    Es que cuando viajo procuro abrir mis sentidos y Rusia tiene el color dorado de sus cúpulas ortodoxas y el blanco de sus inmensas estepas nevadas; el olor de la zarina en celo de Rasputín; el sabor del vodka calentando la garganta antes de respirar el aire gélido de la tundra; la música de las matrioskas al son de una balalika o de una etérea bailarina atravesando sobre unos milímetros de puntera el escenario de tantos ballets... y vivencias de conocer un pueblo culto, aunque sea en su superficie. No me vengo de ningún viaje sin sentir cierta emoción de dejar parte de mi alma en otro paises y latitudes.
    La memoria es un patrimonio que quiero rentabilizar...
    Gracias, Mar, por tu sensibilidad, por tu amistad que como el mar que yo conozco va lamiendo las playas arenosas. Erosionando...

    ResponderEliminar
  9. Olalla
    me encanta sugerirte recuerdos, imagino que gratos
    Besos, zarina!

    ResponderEliminar


Me encantan las visitas.
No lo dudes, amig@... y entra, las puertas están abiertas de par en par.
Comenta, critica, sugiere, aporta.
Enriquece mi bloc.
No aceptaré anónimos...

G R A C I A S