1.9.10

TRINAKRIA (4) ©Jose A. Bejarano

Antes de diez días, estaba inmersa en un despacho desde donde se divisaba la Acrópolis, en un estudio con los planos de aquel proyecto mastodóntico, diseñado para aquella caótica ciudad que aún no había tenido tiempo de recorrer. Había entrado a formar parte de un equipo multidisciplinar que llevaría a cabo la remodelación de la Atenas Olímpica del 2004.
Durante semanas, compatibilizó las horas de estudio del proyecto con la construcción de la depuradora donde ella debía poner en práctica los conocimientos que había adquirido en la Sorbonna. Se había alojado en un pequeño apartamento en una de las zonas privilegiadas de la capital, desde donde veía cómo el Ágora y el teatro de Dionisos iban adquiriendo diversas tonalidades según el sol iba cayendo durante el transcurrir de las horas.
Cada día recibía un e-mail de Gianlucca pidiéndole su regreso a la isla. Pero ella sabía que no había marcha atrás. Su madre, con quien estaba en continuo contacto telefónico, la animaba a permanecer en Grecia trabajando en lo que le gustaba. A menudo leía, on line, el Giornale di Sicilia porque no quería perder el contacto con la tierra que odiaba y amaba a partes iguales
Y razón no le faltaba, porque aparte de la carrera de ingeniería química, tuvo la feliz idea de elaborar un proyecto que le valió el mayor elogio “cum laude” en la Universidad, y aún recuerda cuando estuvo para ello quince días en la Cloaca Máxima, estudiando la infraestructura de las primeras depuraciones de agua en la Roma imperial. Y ahora en Atenas cuna de la civilización mediterránea, de la democracia y de la República, iba a poner en marcha una parte de la depuración integral de las aguas urbanas, en la urbe pionera en hacer de las ciudades un lugar apto para vivir, cuando Tales de Mileto manifestó que el origen de todas las cosas estaba en el agua. (Continúa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Me encantan las visitas.
No lo dudes, amig@... y entra, las puertas están abiertas de par en par.
Comenta, critica, sugiere, aporta.
Enriquece mi bloc.
No aceptaré anónimos...

G R A C I A S