29.9.10

El legado (Documento 23) (y 6)

Sobre la “Piedra de Energía Infinita” si yo te dijera por qué sospecho que un destacamento de la Legión romana X Gemina acarreó tiempo atrás por la vieja Vía de la Plata cierto mineral extraído de unas minas muy conocidas por ti y que se guardó u ocultó en Santiervás —¿por qué?—, pensarías que estoy loco, pero… bonito tema para que lo trabajes. Termino, Emilio; sólo queda una parte importante del enigma, o como quieras denominarlo, y que deberías resolver tú o dárselo medio resuelto, en tu carta nº 249, a Iván, y este, en el futuro, a su hijo. Y es averiguar cuál es el fenómeno que se desencadenará, y cuándo, dando lugar a lo que el legado denomina el “comienzo del principio del final de los tiempos” o algo así. Yo tengo mi teoría al respecto pero te dejo a ti, y a tus descendientes, la responsabilidad de desentrañar —no puedo imaginar el desastre si rechazas esta invitación― qué debe ocurrir un determinado día10, y a qué hora, cuando justamente el último grano caiga a la vasija P del reloj, acabando el ciclo que había dado comienzo en la Semana Santa de 1492. En dicho momento el sol se oscurecerá y volverá a refulgir, siendo en ese intervalo cuando tendrá quien sea, ojalá sea Iván si lo convences de que se encuentre allí, la posibilidad y la tremenda responsabilidad de ser capaz de leer las claves que los primeros rayos señalen sobre el altar mayor para proceder, con la llave, a la apertura de la gran Puerta, de la esperanza y de la paz.
Ojalá sea otra, otra más, oportunidad para el mundo. Así sea. Espero que cumplas como yo y como los que nos precedieron. Y recibe un abrazo de tu padre, así como a María e Iván. 
José Antonio 
P.S. La caja fue depositada por mi en una cámara de seguridad de CreditAmbroz, de Santiervás, el 24/02/72, después del fallecimiento de mi padre, el mismo día que decidí trasladarme a Huelva ya que no me atreví a moverla del pueblo —aunque siempre que voy, me siento en la obligación de comprobar su estado— de donde, que yo sepa, nunca salió. En el momento que lo desees te haré entrega formal de todo ello. Allí, por supuesto. 

9     24… el mismo número que horas tiene el día cuando vence…¿Casualidad?
10   Por si te sirve de pista, en uno de los legados figura, junto a enrevesadas ecuaciones, cálculos y croquis del reloj de arena, la cifra de “18.613.333.860 segundos” (como ves, una barbaridad) pero añade “que median entre las tres de la tarde del Viernes Santo de 1492 y la hora de la fecha final”. Como soy poco dado a las ciencias no me he parado a investigar esta descomunal cifra, pero creo llegado el momento de hacer comprobaciones al respecto. No quiero asumir la responsabilidad de la determinación de la fecha exacta del evento, que imagino no tendréis problema para calcular. No deseo induciros a un error que podría resultar fatal. María te ayudará.
                                 F  I  N   Nº 23

9 comentarios:

  1. Bueno, bueno, amigo... no tengo mucho tiempo para visitar a mis prefes y ahora que vengo a verte me encuentro con este "Legado" que, sinceramente, ¡me pone la carne de gallina!

    Los he leido desde el primero hasta el último... y yo quisiera saber: ¿dónde esta esa mágica "Piedra de la Energía Infinita",esa maravilla que pudiera salvarnos de este caos al que la humanidad está abocada...?

    ¿dóndeee?

    Me llama mucho la atención el dato de las tres de la tarde, la hora exacta en la que Cristo emitió su última exhalación...

    Según los antiguos misterios cristianos esa hora es críptica y es probable que esté relacionada con el eterno misterio del Alfa y el Omega; el principio del fin, o ¿el fin del principio?

    Muy interesante, Jóse, mucho.

    Oye, por cierto, estás muy mono en esa foto de chiquitajo, jeje, ;)

    Muchos besos... me voy a dormir dándole vueltas a tu legado...

    ResponderEliminar
  2. Ya digo, esa cantidad de segundos, a contar desde la hora de la Buena muerte corresponde con un... pero bueno, no seré yo quien eche las cuentas sino quien ostenta ese 23 legado trasmitido desde 1492.
    Que sea quien investigue y active la PIEDRA DE LA ENERGÍA INFINITA, es la única forma de librarnos del caos y de la hecatombe.
    De tres de la tarde a tres de la tarde. Creo que el principio de otro Ciclo...


    Por cierto, me he sentido emocionado y agradecido de que me hayas leido.
    Yo te visito a menudo y leo, y ahora escucho...
    Gracias por el piropo a mi niñez.
    No fue nada fácil, te lo aseguro.
    Mi deseo es que durmieras bien a pesar de mi Legado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Y que pasará si alguién que no sea Emilio descubre la piedra?:(

    ResponderEliminar
  4. Porque Emilio sabe, por el legado trasmitido, el cuándo y dónde ocurrirá. Con este relato he venido a romper esa cadena y ya cualquiera puede saber cuándo ocurrirá. Espero que sea Emilio, mejor dicho, su hijo...
    En todo caso cualquiera que sea, será quien pueda poner en marcha alguna solución,aunque me temo que es irreversible.
    SE ACERCA EL FIN DE UNA ERA. PERO COMIENZA OTRA...

    ResponderEliminar
  5. 18.613.333.860 segundos desde las 15:00:00 horas del Viernes Santo de 1492..
    Tempus fugit...

    ResponderEliminar
  6. por favor un gramito de esa piedra, que me han vuelto a subir la luz y con ella tendría cuanta energía me fuere necesaria.

    que bueno eres Jose.

    saludo

    ResponderEliminar
  7. Te he dejado un comentario en Puentes
    Están relacionados los dos?? :(

    ResponderEliminar
  8. PEDRO: cuando llegue la hora no nos hara falta Endesa,y la central de la Punta del Sebo la dejaremos para parque infantil oalgo así.
    Se acerca el final, pero comenzará otra Era.
    Laura: la única relación es Hervás, lugar mítico que me sirve de referencia.

    Un beso

    ResponderEliminar


Me encantan las visitas.
No lo dudes, amig@... y entra, las puertas están abiertas de par en par.
Comenta, critica, sugiere, aporta.
Enriquece mi bloc.
No aceptaré anónimos...

G R A C I A S